HorarioLunes – Viernes : 10h - 18hTeléfono910869117 Correohola@noruegatours.com

Desde Noruega Tours te damos 5 consejos para viajar sin prisas si tú también quieres sumarte al movimiento del “slow travel”.

Toma nota y no olvides contactarnos para diseñar tus vacaciones slow travel a Noruega, un país que se merece tiempo y tranquilidad para disfrutarlo.

1. Huye de los viajes organizados, olvídate de apretados itinerarios y de listas gigantes de cosas por hacer.

Está claro, los tours y los viajes organizados están muy lejos del “slow travel”. Sí, visitarás un montón de lugares en muy poco tiempo, pero no sólo no te dará tiempo a descansar, sino que volverás más cansado de lo que habías partido.

2. Quédate varios días en cada lugar y a poder ser en alojamientos autóctonos.

Es difícil conseguir apreciar la esencia y la idiosincrasia de un lugar si sólo te quedas una noche. En un día apenas te dará tiempo a ver los sitios principales y te irás sin haber captado la esencia real. Cuantos más días te quedes, más podrás apreciar los pequeños detalles y dedicar tiempo a explorar. Si además te alojas en establecimientos locales gestionados por gente del lugar podrás disfrutar mucho más que si lo haces en grandes hoteles de ambiente y decoración occidental.

3. Escucha los consejos de los locales y deja tiempo en tu viaje para interaccionar con la gente del lugar.

Las guías de viaje están muy bien y suelen ser de gran utilidad, pero los mejores guías siempre serán los locales. Son ellos los que te pueden recomendar los mejores lugares, los que te dirán cuáles son los platillos típicos y cuál es el mejor lugar para comer. “Allá donde fueres haz como vieres” dice el refrán, así que si quieres experimentar el “slow travel”, déjate aconsejar por los locales.

4. Permítete perderte y explorar.

Viajar sin prisas es dejarse sorprender. Salir de la zona de confort, enfrentarse a cosas nuevas. Por eso, permítete perderte, explorar. Sal a caminar y déjate sorprender por una cornisa, un punto que te maravilla y que no aparece en las guías o ese pequeño parque lleno de encanto al que si no posiblemente no hubieses llegado.

5. Disfruta del tiempo y de cada momento.

Vivimos con prisa, corriendo siempre hacia ninguna parte, agobiados por esa lista gigante de cosas por hacer que nunca deja de crecer. Así que aprovecha el viaje para disfrutar del tiempo libre, para disfrutar de ti, de un buen desayuno, de un café, de un buen libro o de sentarte en un banco en una plaza o en un bordillo a sólo ver la vida pasar y disfrutar.

 

Viajar sin prisas es sumarse a la cultura slow travel

1. Elige un destino viable en función de los días con los que cuentas, para poder disfrutar del lugar y no pasar la mayoría del tiempo en avión viajando de un sitio a otro. Es mejor aprovechar las infraestructuras del destino en la medida de lo posible y utilizar el tren disfrutando del paisaje a medida que van pasando nuestras vacaciones, o el coche para tener la libertad de ir parando donde y cuando te apetezca.

2. Camina por las calles del sitio que estás visitando, descubre la ciudad, déjate sorprender por una bonita fachada o graffiti, entra en una cafetería acogedora y mézclate con los locales. Acércate a la cultura del lugar de esta manera.

3. Deja las prisas y el reloj en casa. No planifiques rutas interminables y exhaustivas que no te dejarán disfrutar del destino en condiciones. Disfruta de cada pequeño sitio y momento.

4. Huye de las franquicias. Intégrate en la cultura e idiosincrasia del lugar, pregunta a los locales o investiga por tu cuenta cuáles son los platos tradicionales o típicos de esa región y regala a tu paladar la oportunidad de probar sabores distintos.

5. Pasar todas las vacaciones en un resort o en un hotel todo incluido te alejará de la realidad social y cultural del destino que estás visitando, así que en la medida de lo posible elige alojamientos acogedores en los que el trato sea familiar y cercano, en lugar de estandarizado.

6. Hay una gran diferencia entre un turista y un viajero. Conoce esa diferencia. Vive los lugares, retén en tu cabeza los momentos especiales que salen de ir a tu aire en un destino, y no siguiente un grupo y una guía constantemente. No hagas fotos de todo para luego verlas en casa y recordar las vacaciones, haz fotos mentales de momentos únicos.

Si quieres más consejos te dejamos aquí nuestro artículo sobre algunos de ellos y para más info sobre este movimiento puedes visitar  http://slowtravel.es/