HorarioLunes – Viernes : 10h - 18hTeléfono910869117 Correo[email protected]

Turismo en Rjukan: Explorando los paisajes naturales y actividades al aire libre

por

                                        

Volvemos a hablar de Rjukan, pero en esta ocasión no para destacar su patrimonio industrial o su lucha por hacer frente a la sombra perpetua que asola al pueblo durante los meses de otoño e invierno, sino por su potencial como lugar de visita para disfrutar del turismo en Rjukan de naturaleza.

Rjukan, en Telemark, es uno de esos destinos que merece la pena conocer si decides viajar a Noruega. La región es muy popular en el país escandinavo por su alta vinculación con el mundo del senderismo y los parques naturales. Además, las altas montañas que impiden la llegada del sol al pueblo durante buena parte del año son las que también permiten una extensa temporada de esquí de fondo y alpino entre los meses de diciembre y abril.

Y es que, a pesar de que la Historia y patrimonio industrial de Rjukan es lo que más sorprende a muchos visitantes, la realidad es tozuda. Este enclave en el valle de Vestfjord acumula ya una extensa relación con el turismo, pues fue ya a inicios del siglo XIX, en 1811, cuando las cataratas Rjukan saltaron a la fama.

En esa época, su descubridor el geólogo Jens Esmark las catalogó como las más grandes de entre las conocidas en el mundo. Y aunque erró en su afirmación, lo cierto es que su caída de agua por encima de 100 metros la convierte en una de las más impresionantes en toda Noruega. Este enclave, además, fue el elegido por Sam Eyde para construir las instalaciones de Norsk Hydro un siglo más tarde.

Turismo en Rjukan

Gaustapoppen, el techo de Rjukan

Es la montaña más alta de toda la región y la que impide la llegada de luz natural a Rjukan entre septiembre y febrero. Sus imponentes 1.883 metros de altura posibilitan, en los días que hace buen tiempo, observar buena parte del sur de Noruega, hasta casi un sexto del total de la extensión de Noruega continental.

Esta cima es visitada cada año por unas 100.000 personas, aunque muchas de ellas prefieren ascender vía funicular, algo que es posible gracias a Gaustabanen, que da acceso al techo de esta región en apenas 15 minutos.

De no ser así, existen muchas rutas que conducen a la cima. La buena noticia, si eres amante del senderismo, es que podrás llegar hasta los puntos más altos de la montaña siguiendo senderos accesibles y óptimos para familias con niños.

De estas rutas, la más cómoda es la que parte desde el aparcamiento de Stavsro, a unos 16 kilómetros de Rjukan. La caminata no debe llevarte más de tres horas hasta la cima. Eso sí, la parte final es la más complicada, con un terreno rocoso que obliga a equiparse bien con calzado propio de montaña. La vuelta, ya en descenso, tiene una duración de poco menos de tres horas.

Historia y patrimonio industrial de Rjukan

Gaustabanen, el gran atractivo de Rjukan

El funicular de Gaustabanen, que accede hasta la cumbre de la montaña Gaustapoppen, fue inaugurado en 2010 al público. Sin embargo, su construcción no es tan reciente. El proyecto turístico se ideó a mediados de la década de los 50 del siglo XX.

En su construcción participó el ejército noruego, pero durante la puesta en marcha del proyecto, Gaustabanen pasó a ser un objetivo militar. La OTAN decidió formar parte activa de la obra para utilizar estas instalaciones como lugar de vigía frente a la Unión Soviética, dada la cercanía de Noruega con este estado.

Finalmente el acuerdo alcanzado fue que la OTAN iba a explotar el funicular y toda la zona, en la que también se construyeron una red de radio difusión y un centro de previsión meteorológica. 

Finalizado este periodo, ya en el siglo XXI, el funicular volvió a su función inicial, la turística. Actualmente esta potente infraestructura permite recorrer 1.145 metros (850 de ellos en el interior de la montaña) con una inclinación de 40 grados en un tiempo de 15 minutos. Esta infraestructura es una de las más curiosas en toda Noruega y recuerda a otros procesos de desarrollo turístico y económico como el de Innovación y tecnología en Trondheim.

Cascadas y espacios naturales en Rjukan

Casi 200 cascadas heladas y un invierno largo pero estable en lo meteorológico, hacen de Rjukan un lugar imprescindible para escaladores de todo el mundo. Este paraíso para la escalada ofrece vías para todos los niveles con la ventaja de que las aproximaciones son muy cortas.

En apenas 20 minutos desde que dejas el coche ya podrás comenzar a escalar. Además, las vías están muy próximas a Rjukan. Es un destino ideal para deportistas muy experimentados y para otros que se están iniciando en esta actividad. 

Las cascadas de Rjukan son uno de los lugares más apasionantes en el Parque Nacional de Hardangervidda, el más grande en toda Noruega. Este espacio protegido se extiende por 3.422 kilómetros cuadrados y recibe esa figura de protección desde el año 1981.

En las últimas décadas se ha posicionado como un destino turístico esencial para la práctica de actividades al aire libre, especialmente senderismo, escalada, pesca y deportes de invierno. A su vez, la región que ocupa el parque nacional es uno de los mejores emplazamientos para observar fauna salvaje, especialmente renos. Hardangervidda es, actualmente, uno de los mejores espacios para disfrutar del Turismo de aventura en Telemark.

Historia y patrimonio industrial de Rjukan

Fuera del parque, aunque en las cercanías de Rjukan, se halla el lago Tinn, que es otro de esos lugares excepcionales para disfrutar de la pesca y deportes acuáticos como el remo o el kayak. Esta masa de agua, rodeada por montañas, es un escenario ideal para los amantes de la fotografía de naturaleza por la claridad de sus aguas.

Pero el interés del Tinn va más allá del contacto con la naturaleza, pues este lago es protagonista de un importante episodio histórico. Durante la Batalla del agua pesada, cuando la Alemania Nazi mantenía su dominio sobre Noruega, el Tinn fue el lugar donde se gundió el transbordador que trasladaba las aguas pesadas para construir bombas atómicas. Fue justo este hito lo que evitó el plan del III Reich para lograr su objetivo.

Rjukan es un destino único en Noruega. Una pequeña ciudad con una historia curiosa ligada a la falta de luz y al desarrollo industrial que suma a estos atractivos su emplazamiento en pleno Parque Nacional de Hardangervidda. Sin duda, un lugar imprescindible que te animamos a conocer con Noruega Tours. Desde nuestra agencia te ofrecemos total libertad para que seas tú mismo quien personalices el viaje hasta esta región. Para ello te ofreceremos asesoría en todo momento y te ayudaremos a saber qué necesitas para iniciar tu aventura.