HorarioLunes – Viernes : 10h - 18hTeléfono910869117 Correo[email protected]

Migración de Aves en Noruega: Un Espectáculo Natural Impresionante

por

                                        

Su vasta e increíble naturaleza es uno de los grandes atractivos para Viajar a noruega. Pero, lo que no mucha gente sabe es que el país escandinavo tiene mucho más que ofrecer que las auroras boreales, los fiordos, el sol de Medianoche o sus paisajes de impresión. La fauna salvaje es otro de los alicientes para disfrutar del país, y dentro de ella, lo más sorprendente es la migración de aves.

Noruega es un país vital para muchas aves migratorias. Su geografía, bañada por el Mar del Noruega en toda su región más oriental y cercana al Círculo Polar Ártico, ofrece numerosos puntos de descanso y alimentación para especies que realizan travesías de miles de kilómetros. Cada año millones de aves viajan desde el Ártico hasta África y este territorio nórdico es uno de los lugares donde reponen fuerzas antes de continuar con su viaje.

La región oriental, y especialmente el norte del país, en zonas cercanas a las fronteras con Finlandia y Rusia, son el mejor enclave para disfrutar de este gran espectáculo ornitológico. A su vez, toda esta zona también es perfecta para vivir otra experiencia increíble, el avistamiento de ballenas y otros cetáceos.

¿Qué aves podemos ver en Noruega?

Noruega es el lugar donde habitan unas 300 aves. A ellas se suman casi 200 más que pueden verse por su territorio de manera esporádica en diferentes momentos del año. Una de las más emblemáticas en este país es el águila de mar o águila pescadora, que aunque no es migratoria, sí es todo un espectáculo observar cazar peces.

Algunos ejemplares de águila pescadora pueden alcanzar los dos metros de envergadura, lo que la convierte en una de las aves más imponentes de toda la región euroasiática. A esta se suman otros nombres importantes como el frailecillo atlántico o la gaviota. Para todas ellas su estado de conservación es bueno, pero no ocurre lo mismo con otras especies.

Pero además de estas tres, hay otros nombres que causan mucha expectación entre los ornitólogos. El eider real, el herrerillo siberiano, la garza, las águilas de cola blanca o los alcatraces son solo algunas de estas especies. Noruega, y en especial sus miles de islas, es el lugar donde anidan millones de aves cada año. 

¿Cuál es el mejor lugar para avistar aves en Noruega?

Casi cualquier lugar en Noruega es perfecto para disfrutar de las aves migratorias, especialmente toda la línea de costa bañada por el Mar de Noruega. Pero si solo podemos elegir una zona para avistar a estas especies migratorias, esa es la península de Varanger, en la región más nororiental del país y que está rodeada por el Mar de Barents.

Varanger incluye a los municipios de Vadso, Batsfjord, Berlevag, Vardo y Unjarga-Nesseby, todos ellos pertenecientes a la provincia de Finnmark. Los límites geográficos de esta península están marcados por el fiordo de Tana al oeste, el fiordo de Varangefjord al sur y el citado Mar de Barents al norte y al este.

En Varanger se pueden observar una gran cantidad de aves, incluyendo a somormujos picogruesos y págalos. Otro punto destacado para observar la avifauna es Nordkapp, al noroeste de Finnmark, con las Islas Gjesvaerstappan, donde habitan importantes colonias de alca común, frailecillos y alcatraces atlánticos. En estas islas también se pueden contemplar focas en sus costas.

migración de aves

¿Cuándo visitar Noruega para observar aves migratorias?

Noruega posee una avifauna muy rica y variada donde hay muchos más atractivos que el avistamiento de aves migratorias. Durante los meses de septiembre y octubre, uno de los puntos de atención ornitológico es la península de Lista, en la isla de Utsira al sur del país. En esas primeras semanas de otoño podrás observar especies poco comunes que quedan fuera del radar de los turistas clásicos. Es, como pensamos en Noruega Tours, una oportunidad para realizar Viajes diferentes que te harán sentir especial como turista.

Unos meses antes, en verano, el Parque Nacional de Dovrefjell-Sundalsfjella es el escenario en el que contemplar pechiazules, escríbanos nivales, alondras cornudas o farlopos picofinos. El verano es también el momento en el que muchos touroperadores ofrecen expediciones para vivir experiencias ornitológicas, especialmente entre julio y agosto.

En cualquier caso, el mejor momento para conocer más sobre el comportamiento migratorio en Noruega es a partir del mes de mayo. Por supuesto, si viajas durante este mes, lo mejor será hacerlo el 17 de mayo, cuando se celebra la Fiesta Nacional de Noruega. Volviendo a las aves, entre primavera y verano se dan las mejores condiciones, tanto climatológicas como del ciclo vital de la avifauna, para disfrutar de este espectáculo.

migración de aves

¿Cómo disfrutar de la migración de aves en Noruega?

El principal aliciente para conocer más sobre Noruega y sus aves es comprender que la península escandinava es uno de los lugares en el mundo donde más se respeta su naturaleza salvaje. Este país es conocido por ofrecer buenas condiciones de avistamiento de aves en todo el año, además de otras actividades accesorias como las auroras boreales o el sol de Medianoche.

Si te animas con una experiencia de este tipo, ten siempre presente que la estabilidad de los ecosistemas depende en gran medida de la baja intervención del ser humano en los mismos. La organización SEO/Birdlife publicó en el año 2018 un Código Ético para la Observación de Aves, basado a su vez en el Manual de Buenas Prácticas Ambientales en Turismo Ornitológico. Estos manuales hacen ver que lo primero que debe cumplir un turista de naturaleza, y en concreto de avifauna, es el respeto por el entorno

Para todo esto, que sin duda es una aventura increíble, podemos ayudarte en Noruega Tours. Desde la agencia te ofrecemos total libertad para que decidas tu viaje por ti mismo, con los destinos que mejor se adapten a ti y siempre con la asesoría de nuestro personal experto, que te aclarará todo lo que necesitas saber sobre tu viaje. Anímate a descubrir Noruega de un modo diferente y más auténtico.